Este laberinto se inspira en el London Bridge, un icono de Londres, con vehículos y bolitas de madera. Las bolas se mueven a través de los tubos del laberinto que ayudan a desarrollar la destreza de las manos del bebé. Este juego es también beneficioso para el desarrollo cognitivo. Las bolas de diferentes colores provocan estimulación sensorial y fomentan el reconocimiento de formas y colores. La destreza aumenta gracias al movimiento de las bolitas y las figuras que ayudan al entendimiento de la noción del espacio. Los adultos pueden utilizar este escenario para enseñar al bebé cómo es el mundo real y hacer que disfruten aprendiendo. Fabricado con madera de excelente calidad.

Iwood
12014

Ficha técnica

Peso del producto
0,80 kg
Edad recomendada
1+ años
Nº de jugadores
1
Pilas requeridas
No
Dimensiones del producto
16 x 13 x 16 cm

16 otros productos en la misma categoría: